Alimentarse de forma saludable y mantener un estilo de vida con hábitos beneficiosos para nuestro cuerpo, es una opción inmejorable para elegir en nuestro día a día. Con ello conseguiremos la salud y bienestar que necesitamos para nuestro desarrollo personal.

Desde hace muchos años siempre hemos intentado seguir muchas dietas, decimos intentado porque siempre nos visita el famoso «rebote de la dieta».

Realmente, ¿he conseguido mejorar mi salud?

Ese es el gran problema en el que hemos caído, en todos los planes alimenticios que nos «venden» como milagrosos: el dichoso rebote unido a la vida social y al trabajo que a medio, largo plazo imposibilita seguir con la «magnífica» dieta.

Y no han sido pocas las que hemos experimentado y estudiado, porque nos gusta probar y leer para conocer (no conocemos cómo hacerlo de otra forma).

Aquí os ponemos muchas de las dietas para adelgazar y bajar de peso que nos hemos encontrado en la vida, algunas no hemos seguido directamente, porque después de estudiarlas nos han parecido peligrosas o/y absurdas para el objetivo final, que no es otro que el de perder peso, y más concretamente, adelgazar para perder grasa.

La enorme variedad de dietas para bajar de peso

  • Dieta para el hipotiroidismo
  • Dieta Vegana
  • Dieta de las tres horas
  • Dieta de las 1200 calorías
  • Dieta para mujeres de más de 50 años
  • Dieta Garcinia
  • Dieta para la insuficiencia renal crónica
  • Dieta baja en hidratos de carbono, alta en grasa (Low Carb High Fat (LCHF))
  • Dieta contra la celutitis
  • Dieta de las proteínas o protéica
  • Dieta para celíacos
  • Dieta baja en calorías
  • Dieta para deportistas
  • Dieta de mantenimiento
  • Dieta hipocalórica
  • Dieta para embarazadas
  • Dieta para lactancia
  • Dieta Smoothie
  • Dieta para lactantes
  • Dieta de 1500 calorías
  • Dieta quemagrasas
  • Dieta de la sopa de tomate
  • Dieta para el estreñimiento
  • Dieta cetogénica o keto
  • Dieta para la tercera edad
  • Dieta para culturistas
  • Dieta baja en grasas
  • Dieta del té rojo
  • Dieta Atkins
  • Dieta de las calorías negativas
  • Dieta del Vinagre de Manzana
  • Dieta para ganar peso
  • Dieta disociada o disociativa
  • Dieta del té verde
  • Dieta contra el ácido úrico
  • Dieta infantil
  • Dieta de la piña
  • Dieta diabética o de adelgazamiento para diabéticos
  • Dieta de la alcachofa
  • Dieta del té blanco
  • Dieta relajante
  • Dieta para colon irritable
  • Dieta por puntos
  • Dieta Dukan
  • Dieta alcalina
  • Dieta de adelgazamiento para hipertensos
  • Dieta South Beach
  • Dieta vegetariana
  • Dieta mediterránea
  • Dieta contra el acné
  • Dieta blanda
  • Dieta contra las hemorroides
  • Dieta Scardale
  • Dieta Perricone
  • Dieta equilibrada
  • Dieta paleolítica, del paleolítico o paleodieta

Después de leer, estudiar y experimentar llegamos, hace ya un tiempo, a la conclusión, que las dietas van en contra del sentido común. Lo más importante es saber qué estás comiendo y bebiendo, y sobre todo, conocer cómo actúa y reacciona tu cuerpo ante lo que estás ingiriendo.

 

Aprende a conocer tu cuerpo y mente

 

Sabemos que nuestra vida es muy estresante, no paramos quietos con el trabajo, viajes, compromisos sociales, hijos, padres, abuelos, y un largo etcétera. Por esa razón nuestra alimentación cada día es más pobre y le dedicamos mucho menos tiempo para poder nutrirnos saludablemente. Y ahí radica el problema, que en no pocas ocasiones comemos, ingerimos alimentos carentes de nutrientes, por lo que muchas veces no siempre nos nutrimos cuando nos alimentamos.

Puede parecer un trabalenguas pero desgraciadamente no lo es, es más real y cotidiano de lo que parece. Oímos y vemos, principalmente en la televisión, programas, consejos, noticias, de métodos y tratamientos revolucionarios que van a conseguir que por «ciencia infusa» adelgacemos y perdamos esa grasa que nos persigue desde que tenemos consciencia de ella. Pero la realidad es otra, a la hora de la verdad, cuando compramos esa pastilla milagrosa, ese tratamiento novedoso, esa dieta de última generación, comprobamos, experimentamos por nosotros o nosotras mismas que no funciona, y siempre la culpa es nuestra. Cuando les transmitas tus quejas seguramente te dirán: «si no ha funcionado es porque no lo has hecho bien, porque no tienes fuerza de voluntad, porque eres una floja o eres un perezoso». Eso es lo que al final quedará y ha ocurrido siempre.

La culpa no es nuestra, el responsable es quien nos vende, y no nosotros que compramos. No es nuestra culpa, simplemente nos fiamos de lo que vemos en la televisión, pensando que es una fuente de sabiduría, y lo peor es que le damos a la televisión un papel de autoridad sobre el conocimiento que «consumimos». Y no debemos olvidar que los canales de televisión y sus programas son empresas privadas que venden productos y servicios, llamado entretenimiento. No les va a importar si nosotros no hemos conseguido los resultados que esperábamos con lo que nos vendían, lo que les interesa es que les veas, y muchas veces.

Por lo tanto, hay que buscar fuentes de conocimiento fiables y con criterio. Y eso lo obtendremos de la ciencia.

 

¿Qué dieta nos ha funcionado y hemos experimentado nosotros mismos?

 

Ninguna dieta, esa palabra la intentaremos borrar de nuestro vocabulario, o al menos no utilizarla cuando hablemos de alimentación saludable. No hemos seguido, ni estamos siguiendo ninguna dieta, simplemente hemos estudiado el comportamiento de los alimentos y nutrientes en nuestro cuerpo y cómo el cuerpo los metaboliza. Lo hemos leído en estudios científicos que día a día corrigen lo que las grandes compañías, desde los años 40, nos han estado vendiendo.

También hemos aprendido más de nuestros hábitos de consumos y de alimentación, ya que se puede decir que un porcentaje muy alto de los problemas alimenticios y sus consecuencias provienen de la gestión de las emociones y la motivación. La falta de control emocional nos ocasiona problemas que no somos capaces de percibir, y que evolucionan en desajustes alimenticios y malos hábitos que provocan consecuencias fatales para nuestro organismo.

Conseguir un perfecto equilibrio entre mente y cuerpo es lo que se pretende, pero ya sabemos que la perfección, así como la felicidad, no existen en su plenitud. Nuestra vida es una continua lucha para estar lo más cerca posible de ellas, nunca hay que conformarse.

 

¿Cómo sabremos más de salud y el bienestar?

 

En esta web aportaremos luz a todas aquellas personas que se han sentido defraudadas cada vez que han intentado una nueva dieta, en su cruzada a los kilos de más y a diversos problemas relacionados con ello, como son la obesidad y la diabetes tipo 2.

Afortunadamente, gracias a internet, a día de hoy el conocimiento es libre. Todo el mundo, con una conexión a internet, puede acceder a todo el conocimiento que desee, en cualquier idioma. Y gracias a todos los avances en todos los campos científicos, podemos acceder a publicaciones de prestigio que antes tan sólo podías acceder si eras científico o estabas inscrito en revistas científicas.

Procuraremos completar nuestros artículos con estudios científicos en los que nos basamos para escribirlos. En todo caso, estaremos abiertos a todas vuestras preguntas y consultas que queráis hacernos, así mismo si queréis que tratemos algún tema en particular indicadlo para satisfacer lo máximo posible vuestras inquietudes.

 

Consulta los estudios científicos en los que nos basamos para los artículos de la web.

 

¡Animaros a comentar y aportar vuestras experiencias con las dietas!

 

Pin It on Pinterest