Para alimentarte correctamente y eliminar esa grasa que nos sobra, debes de conocer qué comer para bajar de peso.

No es algo que se deba pasar por alto porque nos tenemos que alimentar todos los días para que nuestro cuerpo funcione. Pero para que lo haga correctamente no vale que le alimentemos de cualquier cosa.
No todos los alimentos son buenos para nuestro organismo. Y para ello debemos saber cuales son los que nos van a proporcionar mejor salud.

 

Conoce lo que comer para bajar de peso en una semana

 

No consiste en contar calorías. Nos han dicho machaconamente durante toda la vida que lo importante es contar calorías y saber las que debemos de comer para alimentarnos.
Eso es absurdo y totalmente ilógico. ¿Os imagináis a los seres humanos de hace 5.000 años, contando los trozos de carne o pescado que comían? Realmente, ¿no lo veis un poco ridículo?.

 

¿Qué comer para bajar de peso sanamente?

 

Sigamos con la “maravillosa” teoría de contar calorías. Pensemos que queremos bajar de peso y aumentar la masa muscular. Y como le vamos a hacer caso a lo del conteo de calorías, nos basamos en eso precisamente.

Nos dicen que nuestro cuerpo tiene una tasa metabólica basal de 2.200 calorías, y que si comemos 1.800, vamos a bajar de peso.

Muy bien, les hacemos caso y decidimos comer a lo largo de un día 1.800 calorías. Y todas esas las vamos a comer en base a dulces, donuts, pasteles y bombones. Esa va a ser nuestra alimentación durante ese día, y procuramos sacar nuestra calculadora de calorías, comenzamos a comer y sumar hasta alcanzar esas 1.800 calorías.

 

¿Sabes lo que le va a ocurrir a tu cuerpo durante esa ingesta de calorías?

 

Tu cuerpo va a almacenar prácticamente todos los hidratos de carbono que son de rápida absorción. Por lo tanto todo ese enorme exceso de glucosa que existirá en sangre, ya se encargará la insulina de llevarlo al hígado para que lo almacene en forma de grasa.

El páncreas se tirará prácticamente las 24 horas trabajando para segregar insulina, con el consiguiente deterioro que le estarás ocasionando y a medio plazo tendrás una mayor resistencia a la insulina.

Durante esas 24 horas tendrás una sensación de inflamación muy alta y un hambre continuo, por lo que estarás comiendo prácticamente cada dos o tres horas. Sin dejar descansar a tu cuerpo.

 

Alimentos ideales para comer y bajar de peso

 

Si nos basamos en el ejemplo de más arriba, pero comiendo comida de “verdad”, comida real, sin procesar y lo más natural posible, no nos hará falta contar calorías ni tampoco controlar las cantidades.

Ten en cuenta que la comida real tiene un poder saciador mucho más grande y por mucha cantidad que quieras comer, al final no podrás con toda ella. Haz la prueba.

 

Pollo y carnes

 

Procura comer las carnes con su grasa y en el caso del pollo con la piel. No elimines aquello que te beneficia.

Recuerda: Para eliminar la grasa que te sobra, tienes que comer grasa.

Lo que tu cuerpo almacena en forma de grasa es el azúcar (pasta, cereales, patatas) que comes.

 

Pescados grasos

 

Los mejores pescados son aquellos con más grasa como el salmón y los llamados azules. Los de la cola en “v”.

Son mejores porque su grasa es rica en omega 3.

 

Huevos

 

Los huevos son el mejor alimento sano, natural y más rico en nutrientes. Piensa que el huevo lleva todo lo necesario para que en el futura pueda ser un «pollito». Por lo tanto es un alimento muy completo.

 

Verduras y hortalizas verdes

 

Que la fuente de carbohidratos sea los que proceden de forma natural de aquellas verduras y hortalizas que crecen por encima de la tierra. Aquellos de hoja verde. Intenta evitar las legumbres y sobre todo los tubérculos como la patata o boniatos (batata). Estos últimos no porque no sean naturales sino porque tienen un índice glucémico muy elevado tras la ingesta, y esto provocará que la insulina salga para almacenarlo en forma de grasa en nuestro cuerpo. Y eso no lo queremos, verdad?

Procura que los alimentos sean lo más saludables posibles, lo más directo de su origen, con menos procesamiento para obtenerlo.

 

Consulta los estudios científicos en los que nos basamos para los artículos de la web.

 

Aprovecha y escribe sobre tus consulta y dudas. Explica lo que has sentido cuando has comido aquello que no te beneficia.

 

Pin It on Pinterest