Muchas veces nos han dicho que el desayuno es la comida más importante del día. ¿Sabes qué desayunar para bajar de peso? El desayuno es una actividad importante. La explicación de tal importancia es porque el desayuno es la primera comida que se realiza después de un proceso de ayuno.

Puedes consultar la explicación de las ventajas del ayuno en nuestro organismo y los beneficios del ayuno para perder peso.

 

¿Podemos perder peso al desayunar?

 

Gracias al desayuno y, sobre todo, a lo que desayunamos, podemos bajar de peso y conseguir que nuestro cuerpo pueda metabolizar correctamente los alimentos que desayunamos.

 

Grasas y proteínas en el desayuno

 

El desayuno nos va a ayudar a reponer, después del ayuno, macronutrientes en nuestro organismo. Estos macronutrientes son:

  • Hidratos de carbono o carbohidratos.
  • Grasas o lípidos.
  • Proteínas.

Como sabemos, la base primordial de una alimentación saludable es la de realizar un consumo bajo en hidratos de carbonos de rápida absorción y aumentar el consumo de grasas y proteínas.

Al aumentar el consumos de grasas y proteínas en el desayuno conseguimos:

  • Aumentar el metabolismo basal de nuestro cuerpo. Consiguiendo que nuestro cuerpo consuma energía en reposo.
  • Aumente la sensación de saciedad, ya que al consumir grasas y proteínas nos saciamos más que si consumimos carbohidratos.

 

Alimentos en el desayuno para bajar de peso

 

Partimos de la idea de la “no necesidad”. Es decir, no es necesario ni obligatorio desayunar como tal. No tenemos que forzar el desayuno.
Si nos levantamos a las 8:00 de la mañana y no tenemos hambre. No tenemos por qué estar obligados a comer para romper el des-ayuno.

Tenemos que comer cuando tengamos hambre y no hacerlo por una regla social no escrita.

La ruptura del ayuno, o desayuno, debe de realizarse con la finalidad que nos indica su nombre. Porque tenemos hambre y nos apetece realmente comer algo. Si permanecemos durante varias horas en ayuno y realizamos la primera comida despúes de ese ayuno, estamos desayunando, independientemente de la hora a la que lo hagamos.

Por esa razón, un desayuno se convierte en importante para nuestro cuerpo, porque es el primer momento en que comemos después de una largo ayuno, sin comer.

En ese momento nuestro cuerpo necesitará que le aportemos los nutrientes saludables y beneficiosos para el organismo, necesarios para que podamos alimentarnos con eficiencia y sin aumentar los niveles de toxicidad en nuestro organismo.

Existen muchos alimentos que van a ser altamente beneficiosos para nuestro organismo y que nos beneficiarán comerlos después del ayuno. Es decir, los mejores alimentos para el desayuno:

 

1. Agua

 

Aunque no es un alimento sólido, pero el agua es imprescindible para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Ten en cuenta que durante el ayuno tu cuerpo ha necesitado consumir agua para que se produzcan todos los procesos de utilización de grasas que tenemos acumuladas en las reservas lipídicas. Por esa razón es muy importante que para el desayuno tomemos agua para recuperarla.

 

2. Nata y mantequilla

 

Si quieres tomar algún lácteo para el desayuno lo mejor que puedes comer es nata, con la mayor cantidad de grasa posible, al igual que mantequilla de alta calidad en grasas. Si procede de pastos frescos y sin procesamiento químico mucho mejor.

 

3. Café e infusiones

 

Al igual que el agua, tomar líquidos como el café o infusiones nos beneficiará. Nos hidratará y aportará un poco de estimulación al organismo.

Obviamente si tomamos café, tés o infusiones lo haremos con nata en lugar de leche, y sin azúcar o edulcorantes artificiales o naturales.

 

4. Yogurt y lácteos

 

El yogur es un alimento muy interesante para tomar en el desayuno, ya que es fácil de comer y suave. Es importante comer yogurt con la mayor cantidad de grasas y cuantos menos hidratos de carbono mejor, un buen ejemplo es el yogourt griego.

Aquí introducimos los lácteos como la leche de vaca, cabra, oveja, e incluso, leche de soja, avena, almendra, etc (que no se le puede considerar ni leche) porque mucha gente los come en el desayuno pero no es una buena idea. Es preferible sustituir la leche por la nata. Por lo que hemos explicado más arriba. Porque tiene más grasa y menos hidratos de carbono de rápida absorción.

 

5. Aguacate

 

Es un alimento muy interesante para tomarlo en el desayuno. Es de fácil ingesta y beneficiará mucho nuestra salud.

 

6. Huevo

 

Los huevos son un súperalimento que podemos comer cuanto queramos y en la forma que más nos guste. Es lo mejor que podemos comer para desayunar.

 

7. Frutos secos

 

Los frutos secos como almendra, avellana y nueces son un buen acompañamiento para un deliciosos desayuno.

 

8. Carne y pescado

 

El gran aporte de proteínas y grasas lo podemos obtener al comer carne o pescado en el desayuno. Atún, salmón son dos buenas opciones, al igual que pollo en cuanto a la carne.

 

9. Aceite de coco y aceite de oliva virgen extra (AOVE)

 

Para darnos el aporte de grasas saludables nos encontramos con el aceite de coco y el aceite de oliva virgen extra (AOVE). Estas grasas son naturales y muy saludables.

 

Como habéis comprobado el desayuno es una de las comidas más importantes del día pero por tratarse de la primera comida después de un periodo de ayuno.

Desayunad cuando realmente tengáis hambre y no cuando os lo impongan socialmente.

 

Puedes consultar los estudios científicos donde nos hemos basado en la web.

 

Y si tienes alguna duda o sugerencia déjala en los comentarios o contacta con nosotros.

Pin It on Pinterest