El sueño que alguna vez has tenido, seguramente, ha sido el de bajar de peso mientras duermes. Adelgazar sin esfuerzo, en definitiva, perder peso rápida y fácilmente.

Los milagros los dejamos para las religiones, pero aquí si te vamos a dar una serie de consejos que facilitarán que tu cuerpo genere las mejores condiciones para adelgazar mientras dormimos.

 

Trucos para adelgazar mientras duermes

 

Poder adelgazar mientras estamos durmiendo es una situación muy deseada y que nos gustaría conseguir.

Es muy importante dormir bien para que el cuerpo pueda trabajar correctamente. Si conseguimos descansar nuestro cuerpo nos lo agradecerá consiguiendo ser más eficiente.

De esa forma podremos adelgazar mientras dormimos, porque durante las horas de sueño la regulación hormonal y bioquímica se realiza correctamente.

Por lo tanto, sigue estos consejos y notarás los cambios en tu propio cuerpo.

Tu cuerpo bajará de peso y adelgazará mientras duermes:

 

1. Duerme con oscuridad

 

Parece una obviedad, pero cuando decimos que tenemos que dormir en la oscuridad para poder adelgazar más rápidamente, vemos que no sólo basta con cerrar las cortinas y las persianas.

Tenemos que acostumbrarnos a dejar de lado las pantallas electrónicas y su alto brillo.

Tenemos que apartar de nuestra atención los móviles y tabletas, pero también televisiones y pantallas de ordenador.

Los dispositivos electrónicos producen luz y radiaciones que afectan a nuestro cerebro y lo activan. Esto provoca que se prolongue la actividad neuronal y visitemos más tarde a Morfeo.

 

2. Aumenta el triptófano: Huevos, carne, pescado o lácteos

 

El triptófano no lo puede sintetizar nuestro organismo y debemos incorporarlo por medio de la alimentación, por lo tanto es un aminoácido esencial.

El triptófano es un precursor del neurotransmisor y hormona serotonina, relacionada con el bienestar. Por ello, el triptófano es un regulador del estado de ánimo.

Por todo ello, tenemos que consumir productos ricos en triptófano.

Estos alimentos ricos en triptófano son:

  • Huevos.
  • Carnes.
  • Pescado.
  • Lácteos.

 

3. Elimina el azúcar por completo

 

Tenemos que eliminar los alimentos ricos en azúcar o edulcorados. Sabes que en general no se debe comer este alimento, que es del todo carente de nutrientes.

Para la cena evita los hidratos de carbono refinados, todos los carbohidratos de rápida absorción debes dejarlos de lado antes de irte a dormir.

 

4. No cenar grandes cantidades

 

Siempre te aconsejamos que debes comer cuando tienes hambre.

No hagas mucho caso cuando te dicen que dormir con el estómago vacío es malísimo. Si no tienes hambre no fuerces la maquinaria y come únicamente si te apetece.

Pero para conciliar el sueño y poder dormir bien, para conseguir tu objetivo, que no es otro que perder peso, no debes comer mucho antes de irte a dormir.

Recuerda: si comes mucho antes de dormir, te costará más conciliar el sueño.

 

5. No tomes la cena muy tarde

 

En muchas ocasiones te dirán que si cenas justo antes de ir a dormir, aumentará la obesidad y engordarás más. Eso no tiene ningún fundamento científico que lo avale, por lo tanto, ni caso.

La razón por la que no debes cenar justo antes de ir a la cama es porque la digestión va a dificultar tu sueño.

Al no poder dormir correctamente la calidad del sueño disminuirá y no podrá descansar correctamente.

 

6. Acostúmbrate a tomar infusiones

 

Toma más infusiones para mantenerte hidratado.

Aparte de la hidratación también te aportará una mayor saciedad y relajación al tomar una bebida caliente.

Si tienes problemas para dormir y te afecta la teína o cafeína para dormir, intenta tomar infusiones que no sean tés o cafés.
Por ejemplo, la raíz de rooibos es muy buena para la salud y no contiene teína.

 

7. Aumenta la actividad y el ejercicio físico

 

El ejercicio físico es importante para bajar de peso, pero no por el hecho de sudar, sino porque activa el metabolismo y mantiene tu organismo activado.

Procura no realizar ejercicio físico y deporte justo antes de dormir, porque te activará más e impedirá que concilies el sueño.

Sigue estos consejos y verás los resultados.

 

Puedes revisar los distintos estudios científicos en los que se basa la web.

 

Aporta tu experiencia dejando tus comentarios.

Pin It on Pinterest