Nos habéis preguntado qué comidas no hay que comer para evitar engordar. A continuación os pondremos ejemplos de aquellos alimentos que debéis evitar si lo que queréis es bajar de peso, eliminar la grasa que os sobra, y hacerlo de la forma más saludable que, seguro, vuestro cuerpo os estará infinitamente agradecido.

¡Vamos al lío!

 

Alimentos que nos engordan

 

Aquí tenemos que hablar del índice glucémico o índice glicémico de los alimentos que ingerimos. Está basado en la comparativa de un alimento con respecto a su referencia, normalmente es la glucosa o el pan blanco, cuyo valor es 100.

Por lo tanto, la clave está en no despertar a la bestia, intentar que al ingerir alimentos se le moleste lo menos posible a la insulina para evitar que salga.

Cuanto más bajo sea el índice glucémico postprandial (es la medida de la glucemia tomada después de la ingestión del alimento), menos engordaremos. Pues almacenaremos menos grasas en nuestro organismo.

 

Proteínas procesadas

 

Aquellas “carnes o pescados” que no vienen presentados en su estado natural, como animales que son. Normalmente vienen presentados como procesados, empaquetados. Huye de estos alimentos que te dicen que son proteínas, como pueden ser las salchichas. Las proteínas naturales son aquellas que puedes comprobar que mantienen su forma natural.

Las proteínas procesadas no te van a hacer ningún bien porque les acompañan carbohidratos, almidones y azúcares para su homogeneización.

 

Hidratos de carbono refinados

 

Los carbohidratos simples, de absorción rápida, son aquellos que el organismo metaboliza con mucha rapidez, transformándolos en azúcares, en glucosa.

Tengamos en cuenta que los alimentos con el índice glucémico más alto son los hidratos de carbono, los carbohidratos. Ya que se van a transformar en azúcar, en glucosa.

Estos alimentos son:

  • Dulces.
  • Pan (incluido el “integral”, pues lo venden como tal pero no llega a serlo).
  • Bollería industrial.
  • Galletas.
  • Snacks, barritas energéticas.
  • Pasteles.
  • Refrescos, incluidos los “light”, “zero”, cero azúcar, etc.
  • Zumos tanto naturales como comprados, envasados. Los naturales también porque le quitamos la piel, la fibra.
  • Cereales con o sin glúten, lectina, etc:
    • Soja.
    • Maíz.
    • Trigo.
    • Centeno.
    • Cebada.
    • Trigo sarraceno.
    • Arroz.
    • Etc.
  • Alimentos creados con cereales:
    • Pastas.
    • Cereales para el desayuno.
  • Patatas.
  • Boniato (batata).
  • Sacarinas, edulcorante artificial, aspartamo, agave, stevia, etc. Su presencia hace aumentar la salida de la insulina a la sangre y por ello aumenta el almacenamiento de grasa.
  • Bebidas alcohólicas. El alcohol se produce a través de la fermentación de los azúcares.

 

En general dentro de los hidratos de carbono se encuentran las frutas y verduras con un alto índice glucémico.

 

Grasas hidrogenadas, grasas trans

 

Las grasas trans o hidrogenadas son aquellas que la industria alimenticia se ha inventado, pues no se encuentran en la naturaleza, y las utiliza en más del 60% de los productos para mejorar el aspecto de los alimentos.

El ejemplo más claro es el de la margarina. Es una grasa líquida que se le aplican unos procesos químicos para solidificarla. Existen estudios científicos recientes que indican lo perjudiciales que pueden llegar a ser para nuestra salud. Te invito a leerlos y salir de la duda.

El resto de grasas son necesarias para la obtención de energía para el organismo. Consume grasas en su estado natural y cuanto más sanas y naturales mejor.

 

Consulta los estudios científicos en los que nos basamos para los artículos de la web.

 

Dejad vuestros comentarios sobre el tema. Seguro que en algún momento has comido alguno de estos alimentos desconociendo que podría perjudicar a tu cuerpo. A nosotros también nos ha pasado.

 

Pin It on Pinterest